Libros de terror

Drácula, de Bram Stoker

Cuando Jonathan Harker visita Transilvania para ayudar al Conde Drácula con la compra de una casa en Londres, hace terribles descubrimientos de su cliente y su castillo.

Poco después, una serie de inquietantes sucesos ocurren en Inglaterra: un barco no tripulado se descarrila en Whitby; extrañas marcas de pinchazos aparecen en el cuello de una mujer joven; y el recluso de un manicomio amenaza sobre la llegada inminente de su “Maestro”. En la batalla de ingenio y astucia que se avecina entre el Conde Drácula y un determinado grupo adversarios, Bram Stoker creó una obra maestra del género del terror, profundizando en las cuestiones de la identidad humana y la cordura, e iluminando los rincones oscuros de la sexualidad y el deseo victoriano.

Opinión:

TODA UNA JOYA DE LIBRO.

El libro está narrado mediante autobiografías (diarios), epístolas y algunos recortes de notas de periódicos. No es una narración muy popular o que guste mucho, pero, en serio, ‘Drácula’ vale lo suficiente para que les des una oportunidad a este tipo de narración.

La historia comienza con un ritmo narrativo bastante bueno, el cual te atrapa y te mantiene a la expectativa acerca de Jonathan Harker y su llegada al castillo del Conde Drácula. Hasta aquí, no quería soltar el libro. Después, sí, la acción se demora y el hasta cierto punto la historia se vuelve tediosa, sobre todo cuando aparece el personaje de Lucy, y es que es un ir y venir de no pasar nada.

Pero la historia no perdió mi interés porque aparecen personajes como Renfield, que aunque es un zoófago y la descripción de sus acciones es muy desagradable, la realidad es que su personaje es bastante perturbador y te mantiene en suspenso cada una de sus acciones. Al final he sentido pena por su desenlace.

Por otro lado, lo realmente sublime de esta historia es la manera en que Stoker creó escenarios envueltos en una atmósfera sin igual. La atmósfera está para despertar emociones, y en mí despertó escalofríos y hasta cierto grado de miedo. Y es que poco importo que el Conde perdiera “presencia” (física) en gran parte de la historia, porque gracias a esa atmósfera creada por Stoker, el Conde, siempre estuvo presente.

Hay mucho de lo que se podría hablar de este libro; ¿Realmente fueron las vivencias del cólera que inspiró al autor para crear esta historia?; el machismo y el rol de la mujer en aquella época; la ‘sexualización’ de la mujer. Etc, etc.

En fin, es una historia muy bien escrita con una descripción de escenarios y atmósferas sublimes. Sin duda, el Conde Drácula ha sido mi personaje favorito. Los otros personajes no es que estén mal, pero para mí no han sido memorables.

Por cierto, yo creo que John William Polidori, James Malcolm Rymer, Joseph Sheridan Le Fanu y Bram Stoker se estarán retorciendo en sus tumbas al ver en lo que se ha convertido el mito del vampiro. El personaje del vampiro que era considerado un ser dominico, despreciable y provocador de miedo, ha pasado a ser considerado todo un héroe romántico. Además de que los vampiros de “ahora” huelen a rosas, sí, un muerto oliendo a rosas, eso es muy creíble. ¡Qué daño le han hecho a un personaje tan mítico como es el vampiro!

BOOKS11.png

“La muerte le había restituido parte de su belleza, pues su frente y sus mejillas habían recobrado su aspecto anterior, incluso sus labios había perdido su mortal palidez. Era como si la sangre, al no necesitarla el corazón para funcionar, hubiera subido a dulcificar la acritud de la muerte”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s