Sin categoría

Las Olas, de Virgina Woolf

Desde 1931, año de su publicación, Las olas ha sido considerada una de las obras capitales del siglo XX, tanto por la original belleza su prosa como por la perfección de su revolucionaria técnica narrativa, y con el paso de los años su influencia sobre la literatura contemporánea ha ido acrecentándose.
La novela desarrolla, al compás del batir de las olas en la playa, seis monólogos interiores, a veces discrepantes, aislados, otras veces casi en coloquio concordante, en los que se formulan, desde su infancia hasta sus últimos años, seis vidas múltiples y dispares.

Resultado de imagen para las olas virginia

Opinión: 

Ha sido un libro precioso por esa sutil y maravillosa prosa poética. Ha sido toda una experiencia pasar sus páginas.

Debido a su complejidad, no es tan fácil reseñar y explicar este libro. Considero que tiene que ser releído más de una ocasión para comprender y analizarlo con más detalle.

Básicamente, la historia se basa en la vida (desde la infancia hasta la vejez) de 6 amigos: Rhoda, Susan, Jinny, Neville, Bernard y Louis. Todos con temperamentos diferentes y llenos de ilusiones, dudas, miedos, secretos. Como cualquier otro ser humano.

Durante este trayecto seguramente el lector se sentirá identificado con los miedos de Rhoda, la necesidad de admiración de Jinny, la constante búsqueda de éxito y aceptación de Louis, la necesidad de encontrar aquella persona que entienda las pasiones de Neville, etc. No sé si ese era el fin de la autora, pero es inevitable no sentirte identificado con alguno de ellos.

La narración es mediante soliloquios alternados. En ellos, los personajes hacen uso de la introspección psicológica y la efusión lírica. Al final te deja los sentimientos a flor de piel, muchas preguntas, muchas reflexiones… Sí, vale la pena leerlo.

Es complejo al inicio, yo me enredé y tuve que releer párrafos y, sobre todo, tomármelo con calma. Pero, una vez tomadas las riendas, es un goce total. Busca un lugar tranquilo, una copa de vino y música tranquila, y disfrútalo.

«Quiero salir de estas aguas. Pero se amontonan sobre mí. Entre sus grandes hombros me llevan. Me obligan a dar un giro sobre mí misma, me derriban, estoy tendida entre esas largas luces, esas largas olas, esos interminables senderos, esas gentes que me persiguen, me persiguen.»
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s